miércoles, 25 de marzo de 2015

Raúl Renán. Poemas...

Libros de Raúl Renán

I

¿Dónde la letra es más cruel que la herida
en flor? ¿Cuál venablo llega profundo
al sinfín de la duda? Y acomete
a estocadas el verso,  ̶ melladura.
El filo suplicante del acero
fundido en corazón, corta a mandoble,
y el sueño, como sangre, se dispersa
entre las flores blancas del cuaderno.
Al cuello la estrofa clava sus cuatro
uñas, para impulsar fuego a la muerte.
Levantará poema cercenado
la vida con sus sangre, con sus huesos:
nacimiento del guerrero que trova,
del trovador que tañe con la espada.


XV

Dibuja el primer verso. Poca madre.
Maldice a los corruptos, exquisitos
puñales de hojalata, la trapera
costumbre de asaltar a la poesía,
despojarla de sí (como del hombre)
para después mudársela a su talla.
Ni el amor le conviene a su puntilla
tajada para herir más que cantar
el negro corazón de los infieles.
La blanca leche  ̶ jugo de leones ̶
el héroe bebe con su llanto amargo.
No se entienden, carajo. A la chingada.
y con el verso libre despuntado
se abre la vena de la indignación.


CABEZA

En mi cabeza
crece umbroso 
un bosque imaginado.

Puras ideas los pájaros.


SOMBRA

Mi perfil recorta el valle
donde todo está callado.
Las rocas llegan a fundirse en una noche,
sólo así ocupan el mismo lugar.
Yo y los animales
formando la cordillera.
Ninguna huella pisa la arena.

Me voy, me voy
llevado de la mano del día:
mi perfil es el horizonte.





(Tomados de Vibración desde el silencio, antología de poemas de Raúl Renán leídos por el autor, seleccionados y prologados para la misma edición por Jorge Asbun Bojalil, CONACULTA, FONCA, 2015)





Algunas fotos...


Durante la presentación de Vibración desde el silencio, UAM, Azcapotzalco
24 de marzo de 2015.
XXI Generación Especialización en Literatura Mexicana del Siglo XX.
UAM, Azcapotzalco, 24 de marzo de 2015.
Con el maestro: Raúl Renán y el compañero Arturo Escalante, posterior
a una lectura poética en el CCLXV, INBA-CONACULTA, 28 de marzo de 2014.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Apropiación de un poema de Marin Sorescu

Página de "Cuadros" de Marin Sorescu, editado por UAM.



POEMAS 

Todos los vigilantes me temen

pues cada vez que paso un día completo
ante un libro,
al día siguiente se anuncia su pérdida.

Día a día me sorprenden hurtando sus hojas

en cualquier lugar de la biblioteca,
pero a mí no me importan
las multas que me sorrajan en las manos
ni los perros policías que han puesto a vigilarme
a rastrear el olor de mi paso
mejor que los que olfatean el perfume del amado.

Hablo obsesivamente con los poemas

que ponen en riesgo la respiración
los ubico en atriles oxidados, enganchados al aire
o sujetados a una rama de árbol;
me acerco para tener una vista microscópica
de sus tipografías.

Con los poetas románticos es fácil entrar en confianza

¡Qué sustancia de vocablos!
y por ese motivo
con ellos me atrapan rápidamente
descubierto desde lejos
como si llevara un sistema de alarma bajo la ropa.

El más fácil de robar es Pablo de Rockha:

extiendes la mano, arrancas la hoja.
Leer el traje negro del suicida,
te abre las fosas a sus lamentos agusanados.

Los poemas de Montejo son estallidos de luz

dan piruetas sobre planicies verdosas;
debes observar la luz con ambas manos,
no dejar que cieguen sus luminosidades.

No sé por qué Oliverio me hace reír

él era más demencial que los otros.
No sé cómo le decían
pero, por su ultraísmo, pudo haber ostentado varios apodos
antes de marcharse y dejarme su masmédula.

También yo busco estar a tono de él,

pero no puedo contener la risa, a veces convertida en llanto
cuando huyo por las estaciones del metro
con "Mi Lumía" bajo el brazo.

Como decía, cada tarde

me apodero de un poema
con una agilidad envidiable.
Pero el regreso se me hace pesado
y al final me sorprenden
y llego a casa ya en la madrugada
cansado y desgarrado por los perros
y en las manos apenas un poemínimo miserable.


(Apropiación del poema "Cuadros" de Marín Sorescu, El centinela de la galaxia, traducción del rumano Omar Lara, UAM, 2007)

jueves, 5 de marzo de 2015

DIBUJO DE ARENA

Antología editada por la UCSJ, 2010.


Cuando vaciaste un mar de cangrejos, ellos caminaron patas atrás del recuerdo, trajeron un cuaderno cubierto de sal, descubierto por las cosas que me devuelve la orilla, días después de calmado el viento.

En el apunte conservado la línea era torpe, de mano inexperta, apenas abriendo caja de lápices y sesiones de equilibrio, a punto de sostener la caída de sombras dispersas.

Dibujar es un arte de lentos, lentos por saberse jornadas de lecciones lentas que algún día harán temblar la mano y, como por arte de magia, aparecerán redondeces exactas, fieles a la simetría del cuerpo.


(Poema publicado en la antología Poesía I, Programa de Escritura Creativa, Universidad del Claustro de Sor Juana, Ciudad de México, 2010)

sábado, 28 de febrero de 2015

BASTA CERRAR LOS LABIOS (fragmento)

"José Carlos Becerra", Tinta china y plumilla sobre papel


Para morir como una lámpara desde la madrugada, 
como el rescoldo de una brisa tersa;
para morir, para suministrarnos
la mano venidera del olvido;
basta decirle no al día de mañana, 
basta ensayar los labios en un rumor de cera,
basta beber un vaso de agua
donde yazga el recuerdo de un ahogado.



Fragmento de "Basta cerrar los labios", José Carlos Becerra, El otoño recorre las islas (Obra poética 1961-1970), Editorial Era, 1973, 311 páginas.

viernes, 20 de febrero de 2015

UN POEMA RE...

Imagen tomada como préstamo de http://pensamientoproyectual.blogspot.mx/

Hilos del sonido

Ciertas cosas no me gustan por -Sonido.

Así me devuelvo con todas mis pisadas,
devuelvo lo que robo, lo que por sed temprana
desconozco y bebo.

La carencia cubre mi arrogancia, 
sin descifrar el gusto,
entablo una vagancia por balumbas de concreto,
en medio de esta lluvia que desde su inicio
me puso un mar de cotidianidad sobre mi puerta.

Y aquí me deja: repetido, ciego,
porque pendo de hilos de agua
que sostienen las imágenes,
una galería de instalaciones flotantes.
Hilos de J. R. Soto(1) movidos por ráfagas de viento.

Y este ritmo es un chocar de copas, botellas de aguamarina.
Marimbas en suspenso.

Y suspendo todo el teclear del dedo que por sí solo sabe,
se dirige al barbullón de comadreja,
del sonido que repito.

Iré por la vía sin ojos, afinando mi empeño por cruzarte,
taladrando el caracol del oído
y regresando.

Iré por despeñaderos a romperme como piedra, tal vez de regreso
sea un eco transparente
tal vez a vuelta de tropiezos
encuentre
un chillido, un crepitar de dientes

sin más ojos 
              que un asombro 
              de misterio.

(1) Jesús Rafael Soto (Venezuela 1923 - Francia 2005). Fue un importante artista plástico, creador del arte cinético, que inicia y desarrolla a finales de los años 50.

viernes, 6 de febrero de 2015

EL BORDO

Víctor Argüelles, Paisaje de un lugar cercano a Xalapa, 1997, grafito s/papel

Mira hacia tu derecha, abajo pidió Hugo deteniendo el auto. Ése es El Bordo. 
    Estaban en la cumbre, al bordo de una barranca. Para Esther la primera impresión fue de irrealidad. Sintió que se le daba algo que no podía expresar o retener en palabras, y que esa imagen, esa brecha súbita y profunda de la tierra, esas pequeñas casas apenas perceptibles al otro extremo de las laderas más próximas casas como puntos o manchas sobre un pasto en todos los tonos del verde matizado por la niebla, no era sino la imagen de algo ilusorio. Un panorama alucinante, sin límites determinados, por el efecto de la neblina que tornaba engañoso lo que un segundo antes era preciso. El color, la distancia, la profundidad, se movían al ritmo de las gasas de niebla. Algo ocurría allí que parecía no ocurrir en el tiempo.

Sergio Galindo, El Bordo, Ed. Grijalbo, México, 1960, pág. 95. 

domingo, 25 de enero de 2015

UN POEMA DE MARCO FONZ

Estudio no.1 de cráneo con luna llena
Marco Fonz
Periódico La Jornada
Sábado 25 de enero de 2014, p. 5
a Iliana Vargas
Bajo ese discreto arco de luz: respiración nocturna de alguien en retorno:
sucede la voz y sus criaturas
en un jardín fantástico de invención reciente
con su paciencia creadora.
Todo existe porque regresa / algunos árboles con su calle oceánica
alguna ventana con su lumbrera nostálgica
algún hombre sombra que se recarga en el infinito paisaje:
Todo existe porque se aleja / alguna ola humana
algún vocablo lunático con su melena romántica
alguna mujer con su luz propia sobre el papel de sus símbolos:
respiración y humo en el viaje existencial de todas las formas hechas de astillas /
mira tus manos
claro de luna con movimiento de estrella marina
mira / el encanto nos ha nacido terrible
¿y si todo fuera renuncia?
No tendríamos más ciudad que recorrer
pero guardaríamos su nombre en lo más quieto de nuestros propios nombres:
aún lo desconocido ya lo conocemos
aún la intuición del otro
viaja al final de cuentas en nuestras más cercanas miradas /
el cigarro se consume como si la noche siguiera sus huellas de antiguas fogatas
y ya hubiéramos probado esos labios de ceniza
en alguna lejana madrugada de este país marino /
(que es tan tuyo por todos sus peces del aire)
Bajo esa noche: pertenencia de algún tipo de epifanía / esa noche
contemplamos juntos la respiración radiante : aunque no lo vimos:
de aquel fosforescente cráneo
que competía con su leve rumor de encanto
con la más fugaz y alta luna llena.



Viña del Mar enero 2014